Corriendo juntos

El running es nuestra vida

Corriendo juntos

La constancia, una virtud en el running

La mejor forma de ser el mejor en algo, es hacerlo constantemente. Una frase totalmente cierta, pero esto no significa que la constancia sea una cosa fácil de lograr. Tienes que trabajar en ello todos los días.

La constancia no sólo significa correr regularmente (aunque hay mucho mérito en eso), significa desarrollar buenos hábitos que se conviertan en parte de tu vida diaria.

La constancia, una virtud en el running

Tanto si estás muy en forma, como si no has entrenado nunca, la constancia te ayudará a eliminar las excusas (que van a llegar) para que puedas mejorar tu condición física, de una forma en la que disfrutes, para convertirte en un corredor más eficaz.

Encuentra un programa de entrenamiento que funcione para ti, y síguele en lugar de seguir la tendencia de moda que hacen todos. Planifica una rutina semanal que funcione en función de tu horario para que no te lo saltes a la mínima.

Reserva tiempo para realizar ejercicios de estiramiento que te ayudarán a prevenir lesiones. Descansa correctamente y duerme 8 horas. Sal a entrenar aunque el tiempo no sea el óptimo, para ello puedes seguir estos consejos para entrenar con una cinta de correr en casa.

Recuerda que el éxito es el resultado de hacer las cosas bien día tras día y semana tras semana. Lo más importante es la constancia.

Para que no te aburras, sal de tu zona de confort un par de veces a la semana y haz un entrenamiento con diferentes ejercicios a distintas velocidades y niveles de intensidad.

Porque aunque los entrenamientos regulares lentos y constantes te ayudarán a mantener tu condición física general y a aumentar tu resistencia, la falta de variedad en tu rutina semanal te llevará a un plano físico y mental.

Introducir nuevos estímulos con desniveles, colinas o entrenamientos de intervalos, presentan un nuevo desafío, a la vez que añaden un elemento divertido. Si estás haciendo tus entrenamientos en asfalto, corre en una colina de vez en cuando para desarrollar la fuerza de tus piernas mientras trabajabas simultáneamente en mejorar tu forma de funcionamiento.

Correr a diferentes velocidades e intensidades en diferentes terrenos añade un atractivo a la rutina normal y rompe la monotonía de correr al mismo ritmo todos los días. Además evita las molestas lesiones de sobre-ejercitación y contribuirán a que seas más constante.

Pero recuerda, es tan importante el entrenamiento y la constancia como la recuperación. Si no te recuperas de todo ese esfuerzo, de nada te servirá el entrenamiento. Sin descanso, iniciarás el siguiente entrenamiento agotado, o posiblemente luchando contra una lesión.

Libros para runners

Desde que empecé mi andadura en el running, he estado leyendo varios libros de alimentación, motivación, biografías de runners de élite y otros deportes que pueden ayudarte a rendir más.

Muchos de ellos me han ayudado a seguir corriendo a pesar de los problemas que he tenido. También me han ayudado a mejorar mis hábitos y mi alimentación.

Leer más

Cómo establecer metas realistas

Como runners, todos tenemos diferentes motivaciones y razones por las que correr y hacer deporte. Pero hay ciertos hábitos que practicamos los que corremos desde hace bastante tiempo, que nos ha ayudado a seguir haciéndolo a través de los años.

No necesariamente hay que correr más rápido que otro o entrenar todos los días, tienes que encontrar algo que te motive, que te haga sentir feliz para que quieras hacerlo más y más. Uno de estos hábitos es establecerse varios objetivos, y que estos sean realistas.

Leer más